Aceites modificados

Los aceites son ácidos grasos de cadenas (C12 – C22) esterificados con Glicerina, que, dependiendo del tipo de ácido (según el número de dobles enlaces), serán más o menos secantes y reactivos.

Los aceites secantes tienen una gran proporción de ácidos grasos insaturados que, cuando polimerizan, dan una película muy resistente, más adherente y brillante. El proceso de polimerización y secado se realiza mediante un proceso físico de oxidación o polimerización térmica dependiendo de la necesidad de la aplicación, para aumentar su viscosidad, peso específico y reactividad. Todos los aceites secantes y semi-secantes son polimerizables térmicamente.

La forma de determinar si un aceite es secante o no es mediante el índice de Yodo (I2/100g): cuanto más elevado más secante es, estableciéndose la siguiente escala:

  • Aceite secante: a partir de 140 I2/100g. Tipos de aceites secantes: aceite de Madera (Tung), aceite de Ricino deshidratado, aceite de Linaza y standoils de estos dos últimos.
  • Aceite semi-secante: entre 110 – 140 I2/100g. Tipos de aceites semi-secantes: Aceite de Soja refinado.
  • Aceite no secante: inferior a 110 I2/100g. Tipos de aceites no secantes: Aceite de Orujo, aceite de Ricino primera presión y aceite de Colza.

La composición de los aceites, es una mezcla de ácidos grasos (normalmente los mismos y en proporciones diferentes), que se diferencian entre sí, según la cantidad de carbonos (longitud de la cadena) y del número de doble enlaces existentes.

Ácido grasoNúmero de carbonosNúmero de dobles enlaces
Ácido Palmítico160
Ácido Esteárico180
Ácido Oleico181
Ácido Linoleico182
Ácido Linolenico183

Como se puede comprobar, los ácidos grasos con dobles enlaces (medibles a partir del índice de Yodo), determinarán la secatividad del aceite: a mayor cantidad mayor poder secante.

Dadas las características de los aceites de partida, nosotros podemos aumentar la viscosidad para elevar la secatividad y reactividad de los mismos, mediante los siguientes procesos:

  • Polimerización térmica: Es un proceso físico que mantiene las condiciones de partida del aceite que incrementa la viscosidad, la reactividad y peso específico, disminuyendo el índice de yodo, aumentando su reactividad y disminuyendo el inconveniente del amarilleamiento de los aceites que contienen en su composición ácido linolénico. A estos aceites se les denominan: Polimerizados / Standoils.
  • Oxipolimerización térmica: Es un proceso físico/químico que aumenta la viscosidad, el peso específico, la actividad superficial, la solubilidad y la incorporación de puentes de oxígeno que saturan los dobles enlaces. A estos aceites se les denominan: Oxidados / Soplados.
  • Aceite de Ricino Deshidratado: Aceite secante artificial obtenido por deshidroxilación del aceite de ricino, que se caracteriza por un elevado índice de yodo debido a su conjugación que forma un nuevo doble enlace. Como no contiene ácido linoleico en su composición evita la posibilidad de amarilleamiento por acción de la luz o el calor.

Resumen

Los aceites utilizados para recubrimientos industriales se pueden clasificar en cuatro apartados, dependiendo de la viscosidad (velocidad de secado/reactividad) y la actividad superficial.

  • Aceites refinados.
  • Aceites polimerizados / standoils.
  • Aceites oxidados / soplados.
  • Aceite de Ricino Deshidratado.